Search Menu
 
Cookie policy
Este sitio utiliza cookie, incluidos terceros, para funcionar correctamente y para enviar publicidad en línea con sus preferencias. Para más información o denegar la autorización, consulte nuestra Cookie Policy. Continuando la navegación, usted acepta el uso de cookies.
Cordyceps sinensis: cómo y por qué usarlo
Cordyceps sinensis: cómo y por qué usarlo

Cordyceps sinensis: cómo y por qué usarlo

Fecha: 01 de octubre de 2020
Tag: cordyceps
El primer testimonio escrito se remonta al año 620 a. C. en China, en el período de la dinastía Tang y llega hasta nuestros días, donde su uso todavía cuenta con un gran respeto en la Medicina Oriental y un interés por parte de la investigación occidental moderna que, sin embargo, solo lo conoce desde hace unos años.
 
Las esporas de Cordyceps se depositan en el insecto y luego germinan y forman hifas que, durante el invierno, continuarán creciendo dentro del huésped y luego se convertirán en micelio.
 

Un hongo con una vida curiosa: planta en verano e insecto en invierno

Característica de las altas elevaciones de las tierras altas tibetanas; Cordyceps es un hongo "parásito" que crece y se desarrolla en varias especies de insectos, en particular, del género Hepialus armoricanus.
A finales de otoño, sus esporas infectan al insecto y, con la llegada de la primavera, un hongo brota de la cabeza del insecto "colonizado" y emerge del suelo.
Cuando el hongo está completamente desarrollado, comienza a liberar las esporas que, transportadas por el aire, infectan a más orugas, continuando su ciclo de vida.
Hoy en día se ha vuelto más "accesible" y generalizado gracias sobre todo a la posibilidad de cultivarlo.
La forma salvaje, dada su rareza, en el pasado, tenía un precio muy alto, lo que también explica la razón por la que solo era accesible para la familia del emperador y la nobleza.

Fueron los pastores tibetanos, hace más de 2000 años, quienes descubrieron las increíbles propiedades terapéuticas y vigorizantes de Cordyceps sinensis.

Su encanto y relativa "fama", en la tradición oriental, derivan de su ser considerado "hongo de potencia sexual y virilidad" descubierto, curiosamente, por la actitud del Yak que se alimentaba de él convirtiéndose, después de las comidas a base de Cordyceps, más activo y vital.
Intrigados por estos efectos, los pastores también comenzaron a alimentarse de Cordyceps, viendo los mismos beneficios que habían visto en sus animales.
Por tanto, este hongo pasó a ser considerado un tónico que aportaba vigor y resistencia física con un aumento de vitalidad y longevidad.

Su acción se concentra en los meridianos de los riñones y pulmones; sede de la vida y la energía vital de la que también depende la capacidad reproductiva.

Siempre considerado una verdadera ayuda reconstituyente después de enfermedades que han debilitado el cuerpo; se utiliza tradicionalmente para mejorar la función de la circulación, los riñones, los pulmones, el corazón y el hígado.

De la antigua Medicina Tradicional China al interés actual de la ciencia

 
Siempre considerado, por la Medicina Tradicional China, un agente reequilibrante muy valioso capaz de normalizar los aspectos "yin y yang" de muchos procesos fisiológicos; Hoy, gracias a numerosos estudios realizados en universidades y centros de investigación de todo el mundo, se atribuyen a Cordyceps muchas otras propiedades terapéuticas.
Los mismos que la milenaria Medicina Tradicional China había descubierto a lo largo de los siglos.
 

Protección hepática y propiedades cardioprotectoras

Varios estudios reconocen que Cordyceps sinensis es eficaz en el tratamiento de trastornos hepáticos (Holliday et al. 2005; Dai et al. 2001) y en problemas cardiovasculares (Yan et al. 2013; Chenet al. 1995).
Durante siglos, este hongo se ha utilizado en la Medicina Tradicional China en el tratamiento de problemas relacionados con la esfera sexual tanto masculina como femenina y para la salud del aparato sexual en general (Huang et al.2004; Huang et al.2001; Zhu et al.1998a y 1998b).

disminución de la libido, impotencia, infertilidad y supervivencia de los




Sharing is Caring!






¡HAZ QUE SE ESCUCHE TU VOZ!
Opiniones, dudas, peticiones: déjanos un comentario