Search Menu
 
Cookie policy
Este sitio utiliza cookie, incluidos terceros, para funcionar correctamente y para enviar publicidad en línea con sus preferencias. Para más información o denegar la autorización, consulte nuestra Cookie Policy. Continuando la navegación, usted acepta el uso de cookies.
Los beneficios y propiedades beneficiosas de la granada
Los beneficios y propiedades beneficiosas de la granada

Los beneficios y propiedades beneficiosas de la granada

Fecha: 08 de julio de 2021

La investigación moderna está sacando a la luz las cualidades nutracéuticas de la granada , que en el pasado se llamaba "la manzana divina". Curiosa como es la fruta más citada en libros de teología, como la Biblia, la granada es originaria de Persia y Afganistán, y luego fue importada a Europa por los romanos. Muchas historias legendarias presumían de sus virtudes en la antigüedad, para los griegos era la manzana con "buenos granos" y se generaba a partir de la sangre de Baco, que hervía de pasión por Venus, utilizada como adorno por las mujeres como símbolo de la fertilidad. En la era cristiana, la granada se convirtió en el símbolo de la Iglesia llena de fieles, y en el Renacimiento encontramos pinturas sagradas que muestran una granada en la mano del Niño Jesús, como un regalo precioso para la humanidad.

Beneficios y propiedades de la granada

Hoy en día, la investigación científica ha sacado a la luz las preciosas cualidades beneficiosas para el organismo, de las muchas sustancias que se encuentran en la granada, la fruta en particular contiene numerosos compuestos químicos de alto valor biológico en todas sus partes, desde la piel hasta los granos que contiene. ("arilos"). El producto más importante derivado de la granada es el zumo , el más rico en concentrados bioactivos y el más estudiado, con numerosas investigaciones recientes en la literatura científica internacional.

 

La piel y las membranas fibrosas también representan una fuente muy importante de compuestos bioactivos: flavonoides, elagitaninos, proantocianidina y minerales como potasio, nitrógeno, calcio, fósforo, magnesio y sodio. Por eso notamos que tanto el jugo de granada como los nutracéuticos y los condimentos alimentarios elaborados con extractos de la piel y membranas de la fruta, son una fuente confirmada de sustancias beneficiosas para la salud en diversos frentes. En la antigüedad también se utilizaba la corteza por sus propiedades astringentes y desinfectantes (considerada el "vermífugo" más eficaz que existe en la naturaleza), tónico y antihemorrágico. Hoy, gracias a la investigación científica, usamos su jugo para proteger el corazón y los vasos sanguíneos contra la aparición de arteriosclerosis y el daño causado por enfermedades como el colesterol, la diabetes; y para contrarrestar el envejecimiento prematuro de las células, provocado por el estrés oxidativo y recientemente ha surgido su utilidad en el campo de la sexualidad masculina y la infertilidad.

Por tanto, esta fruta se presenta como un auténtico acervo de sustancias preciosas para la salud, caracterizadas principalmente por una altísima concentración de sustancias antioxidantes útiles para proteger el cuerpo humano de los radicales libres y retrasar el proceso de envejecimiento de las células. Estas sustancias pertenecen al grupo de compuestos fenólicos, entre los que se encuentran las antocianinas (que proporcionan el color rojo típico de los granos), los taninos (a los que pertenecen los elagitaninos, de los que se producen el ácido gálico y la punicalagina) y los fenoles (incluido el ácido gálico, cafeico). ácido y catequinas). Un verdadero concentrado de muchas sustancias con un precioso potencial beneficioso donde, en particular, de la investigación parece que los componentes con el mayor potencial terapéutico de la granada son el ácido elágico, elagitaninos,

El jugo de granada, obtenido por prensado mecánico de los granos contenidos en la fruta, es sin embargo una mina de vitaminas A, complejo B, vit. C y taninos con propiedades antioxidantes, astringentes, tónicas y refrescantes, capaces de ralentizar el proceso oxidativo que está en el origen de la arteriosclerosis, demostrando ser una mezcla muy poderosa de "carroñeros" en contraste con los radicales libres a los que se expone la vida moderna. nosotros, partiendo de un estilo de vida incorrecto, exposición a rayos UVA y UVB, contaminación del aire, sustancias tóxicas que inhalamos o ingerimos con una dieta cada vez más "refinada", pobres en nutrientes como vitaminas y minerales pero ricos en "aditivos" químicos, agua contaminación, infecciones, fatiga psicofísica excesiva, todas las situaciones que debilitan al organismo y lo hacen envejecer incluso prematuramente. Todos estos factores provocan el "estrés oxidativo" del que todo el mundo habla y el consiguiente aumento en nuestro organismo de moléculas reactivas, llamadas radicales libres.

Fisiológicamente, en condiciones de buena salud, los radicales libres son desactivados por los antioxidantes, pero pueden volverse dañinos si están en exceso, porque dañan todos los componentes de la célula, incluyendo proteínas, lípidos y ADN, y el aumento de estos ataques induce códigos incorrectos los genomas. La repetición de estos errores provoca apoptosis o muerte celular, resultando en efectos sobre el envejecimiento de los tejidos de la piel (arrugas, pérdida de elasticidad, manchas cutáneas), de los ojos (cataratas, degeneración macular), del cerebro (Alzheimer, degeneración cerebral), pero también con artritis y una mayor tendencia a la atrofia muscular, pero el área más "crítica" donde las sustancias bioactivas contenidas en la granada encuentran excelente consideración y ayuda es desde el punto de vista preventivo cardiovascular. La degeneración de los tejidos que componen los vasos sanguíneos puede dar lugar a arteriosclerosis, un endurecimiento tisular, o esclerosis, de la pared arterial que aparece con el avance de la edad, como consecuencia de la acumulación de tejido conjuntivo fibroso a expensas del tejido elástico componente y su acción a nivel de estimulación del óxido nítrico encuentra una gran ayuda a nivel vascular (vasodilatador) también en este caso. Una forma particular de este trastorno es precisamente la aterosclerosis, caracterizada por la inflamación crónica de las arterias grandes y medianas que se produce debido a factores de riesgo cardiovascular como tabaquismo, hipercolesterolemia, diabetes, hipertensión, obesidad. En este caso, la investigación cardiovascular ha demostrado que enriquecer una dieta con polifenoles derivados de la granada puede ayudar a prevenir y retrasar las disfunciones endoteliales, que se encuentran entre los primeros signos de aterosclerosis y accidente cerebrovascular. Un estudio reciente al respecto ha demostrado que la granada puede prevenir e incluso curar la principal causa de muerte por causas cardíacas, a saber, el agrandamiento progresivo de las arterias coronarias debido a la acumulación de depósitos grasos. La arteriosclerosis es causada principalmente por la hipertensión, el estrés oxidativo y el colesterol alto, tres desequilibrios que la granada combate directamente. Un estudio reciente, de hecho, mostró que el jugo de granada fue capaz de reducir la arteriosclerosis en el 25% de los pacientes que participaron en el experimento.

Además, el zumo de granada puede tener una influencia positiva para almacenar bajo control los niveles de colesterol y también en el nivel de azúcar en sangre, gracias a la presencia de fenoles que inhiben la enzima alfa-amilasa. En este sentido, el ácido elágico, el ácido gálico, principios activos que cuentan con propiedades antiinflamatorias, vasoprotectoras y gastroprotectoras, ralentizan la digestión del almidón contenido en alimentos como pan, pasta, patatas, y su consiguiente liberación a la sangre. Sus propiedades astringentes ayudan a contrarrestar la diarrea (quienes padecen estreñimiento no deben abusar del jugo de granada), y es conocida su eficacia como elemento en la lucha contra los parásitos intestinales. Recientemente, el interés de la investigación también se ha extendido al ámbito íntimo masculino, ya que el jugo de granada puede ayudar a mejorar el rendimiento sexual y la fertilidad. La investigación de CP Forest confirmó su potencial de extensión como campo de acción terapéutico, donde se publicó en el "International Journal of Impotence Research" en 2007 que el jugo de granada mejora las erecciones en hombres con disfunción eréctil, lo que parece deberse, en parte, a al efecto antes mencionado del jugo de granada sobre el óxido nítrico, que permite que los músculos lisos de las paredes de los vasos sanguíneos (como en el pene en este caso) se relajen, ensanchen y aumenten el flujo sanguíneo. Además, los estudios en el campo de la fertilidad masculina han demostrado que el jugo de granada también mejora la calidad de los espermatozoides,




Sharing is Caring!






¡HAZ QUE SE ESCUCHE TU VOZ!
Opiniones, dudas, peticiones: déjanos un comentario